Noticias Destacadas
Inicio / Entrenamiento / Primera experiencia compitiendo crossfit

Primera experiencia compitiendo crossfit

Hola a tod@s con el presente artículo quiero relatar mi primera experiencia referida al mundo de la competición en la modalidad de “crossfit”.

En primer lugar quiero dar mi más sincera enhorabuena a los ganadores, Javi Rizo, Barrientos y Antonio, y también al compañero estadounidense. Buenos competidores y mejores personas.

Javier Colomer y otros competidores

Javier Colomer junto a otros competidores

El resumen que puedo realizar para describir mi experiencia personal es que se trató de un tremendo fail! por mi parte, aunque finalmente pude maquillarlo un poco. Pero sí, para toda la preparación y tal que llevaba de atrás, bajo mi punto de vista, y como se suele decir en estos lares estuve “screw up”… ;P.

Pues comienzo con el día de la competición. En esta ocasión, a diferencia del horario al que estoy acostumbrado a entrenar, normalmente es la primera actividad que realizo en el día, ya que mi rutina desde hace años es: wake up! & workout!, pero en esta ocasión el “workout” propiamente se refería a una verdadera competición y por ende tuve que ver desplazado el horario y adaptarlo al comienzo de la prueba, que para más inri se alargó un poco, y sobre todo a unas horas demoledoras debido al tremendo calor garantizado por el viento de levante en Cádiz. Anyway, para todos eran las mismas condiciones.

Quiero matizar, que lo comentado antes sobre mi horario de entreno es referente a que entreno en ayunas, y por ello puede que mi cuerpo notara ese cambio del biorritmo. Tal vez si la prueba hubiera sido llevada a cabo en dichas horas tempranas, hubiera respondido de otra forma.

Por tanto, me levanté tranquilo, desayuné en torno a las 9, preparé la mochila y me puse en marcha para ir al sitio. Mi novia me acompañó, siendo mi mayor apoyo y dándome ánimos en los malos momentos y sirviéndome de aliento en post a la recuperación y trámite de la ronda final. Desde aquí un abrazo y un beso muy grande hacía ella. Tampoco quiero dejar de mencionar a Gloria y Andrés, por su amabilidad y cómo me han tratado y acogido, y también al resto del equipo HSN, por su calidad humana. Un10 acada uno. La verdad que me siento dichoso de comenzar a trabajar en este ambiente con estas buenas personas.

Javier Colomer Durante la prueba

Bueno, tras este pequeño homenaje, jeje, sigo con el desglose del día. Una vez encontrado el punto de “batalla” sólo era cuestión de esperar a que diera comienzo la prueba, previa inscripción, entrega de dorsales, sorteo de las rondas, y descripción de las pruebas. Uf, aquí hago un alto, y es que hasta minutos previos, las pruebas fueran ligeramente alteradas, incorporando ciertas modificaciones, lo cual me trastocó un poco los papeles. Empezaron un poco los nervios…, aún así rápidamente asimilé el cambio, pero ya el esquema que traía en mi cabeza no era el mismo, pero bueno que le vamos a hacer.

Para la competición en sí, llegamos al consenso en realizar una semifinal, para obtener los mejores tiempos y luego ir a la final. Entonces del total de participantes, íbamos de 3 en 3 siendo cronometrados. Yo salía en la segunda tanda. Pues bien, no se si serían los nervios, la “caló” o un sumatorio de varios factores, pero lo cierto es que de las ganas tan grandes que tenía de ir al 100 x 100, y dar lo mejor de mí, que básicamente en los primeros compases de la prueba, sobre todo en la parte de “squats” pues que mis músculos de las piernas me fallaron literalmente, algo inédito en mi vida, nunca había sufrido una alteración física tal como esta. No daba crédito a lo que me estaba pasando, y lo peor de todo que ya no sólo las piernas sino que comencé a ver borroso, empecé a marearme, y todo a la velocidad de luz… instantáneamente. Yo dije para mis adentros WTF! Ni coordinaba ni me reaccionaban los músculos, corriendo parecía un pato, vaya tela. Pero como “cabezón” que soy, pensé que por mis hue… que terminaba, ni me importaba el crono.

Así es, que terminé…, y terminé casi desplomado, buscando sombra y sitio para apoyarme. Vamos que me tuve que colocar en posición horizontal con el corazón a mil, y por momentos medio “groggy”. Rápidamente Gloria y Andrés me brindaron su ayuda, tanto ayudándome a colocarme tumbado como suministrándome un preparado de glucosa que lo teníamos en el stand. Aún así me costaba incorporarme y tragar sorbitos del vaso. Pero poco a poco me fue haciendo efecto. A continuación, como complemento a la glucosa, Andrés hizo que tomara otro preparado, esta vez de electrolitos, para contrarrestar los calambres y entumecimiento muscular. Pues vaya si que hizo milagro. Yo, que desde el suelo escuché que me había clasificado para la ronda final pensé, ¡Oh My God!, si me quiero acostar cómo me voy a poner otra vez a realizar el circuito. Pues nada más lejano a la realidad, como si de un salto de la cama se tratara, me incorporé tras estar casi 20 minutos o más sin fuerza alguna, y por tanto dispuesto a “combatir” en la última ronda, ¡the final round! A pesar de todo, era consciente de mi mal tiempo en la primera tanda, y como el ganador sería el mejor tiempo de la suma de ambas rondas, ya lo daba por perdido. No obstante, yo soy un luchador, y me daba igual si ganaba o perdía, ya con el mero hecho de haberme recuperado era un logro, y más aún poder continuar y volver a repetir el circuito. Esta vez si que hice un buen papel.

Así que me dí una ducha de agua fría, allí en medio de la playa, para espabilar un poco y apaciguar el hogazón de calor, últimos tragos a la botella “salvadora” de electrolitos, y dispuesto a darlo todo, otra vez…

Iba tan motivado y enérgico en las pruebas, que antes de que concluir con una, y si todavía me faltaban 5 o 6 repeticiones, ya iba preguntándole a mi jurado ¡¡¡¿next one please?!!! Por cierto, un crack ese jurado.

Pues sin desmerecer a nadie, en esta ronda, paradójicamente tuve que ir a la par que el ganador final, concluyendo la misma antes que él. Bajo mi punto de vista, hubiera preferido un reset del cronómetro para la tanda última, pero bueno son ya misceláneas que se aprenden aunque para el futuro lo tendré en cuenta. Pienso que es más motivador volver a competir pensando que el que gane en la final es el ganador absoluto. Pero digo que un pensamiento mío en voz alta.

Javier Colomer durante la prueba

Y nada más, esta vez acabé en condiciones aptas, tales como las necesarias para ser aceptado en “surface protocol”(pruebas de inmersión y apnea).

Una vez expuesto mi relato, toca analizar los puntos que posibilitaron mi batacazo. Ya que soy una persona analista, y donde en mi mundo todo debe tener un por qué, para ser preciso y obtener el máximo rendimiento, pienso que la respuesta es simple. Se trató de una hipoglucemia, de carácter moderado, ya que a pocos minutos después de ingerir la glucosa, mi cuerpo reaccionó favorablemente, y tanto. Pero el hecho de haberse producido la misma, me hace recapacitar para las siguientes pruebas y/o competiciones, y de igual modo, incorporar esta experiencia a mi planteamiento a la hora de suplementación y nutrición.

Como mencioné al comienzo, mi horario de entreno suele coincidir con el amanecer, vamos que casi me levanto de la cama y le tiro al gym y/o a run. Y siendo ello realizado en ayunas, salvo pre ingesta de bcaas y algún termogénico-estimulante, siendo la cafeína anhidra la que mejor se adapta para estas condiciones. Pues por ello le sigo dando vueltas a la cabeza a lo ocurrido sobre mi bajo rendimiento, ya que mi cuerpo ha soportado verdaderas palizas en este estado de no-alimentación, siendo siempre los resultados favorables, sin ningún bajón o síntoma como el ocurrido.
Algunos os preguntaréis qué es lo que me incita a entrenar de esa manera, pues es algo que ya llevo practicando mucho tiempo. Lo hice una vez y me gustaron las sensaciones, se “ahorra” tiempo y obtengo el mismo e incluso mejor rendimiento, contradictorio verdad? Lo mismo que el cuerpo humano. Pero sobre este tema lo dejaré pendiente para próximas entradas en el blog, ya que es muy interesante.

Sin más, decir que me gusta extraer conclusiones de cualquier suceso en mi vida, analizar lo bueno y lo malo, las causas y de qué manera poder mejorar, para afrontar con garantías de éxito y no caer en la misma piedra dos veces, tal como solemos hacer los humanos. Bajo el lema: caerse está permitido, levantarse es obligatorio, puedo sintetizar lo que extraigo por ende de este día.

Quiero acabar la narración de lo que fue mi primera inclusión en el mundo de la competición dentro de este deporte, y decir a título personal, que el crossfit, el xfit, o como quieran llamarlo, no es más que una ramificación de lo que viene siendo la adaptación de unos conceptos en base a una ciencia deportiva y a la par científica, y que mediante la puesta en marcha de los métodos que alguien sugirió como los que vienen siendo de acordes para tal práctica, pues se desarrolla todo este entramado. ¿Que pretendo decir?, pues que el sistema ofrece un amplio abanico de posibilidades, y por ello, como es algo tan complejo a la par de general, decir que yo también practico mi propio crossfit, es decir, yo practico el beatman style! Y ya veréis a qué me refiero en sucesivos vídeos. Ahí lo dejo.

Un saludo a tod@s!

Acerca de Javier Colomer

Apasionado del deporte y la tecnología. Entusiasta de aunar la mayor cantidad de conocimientos para enfocar y seguir trazando mi historia en este mundo. Dispuesto a servir de apoyo a quien me pida mi ayuda, prestando toda mi atención. Me considero una persona dinámica y funcional, capaz de adaptarse a cualquier situación y circunstancia, ya se impuesta o por devoción, mi dedicación es máxima. Mi lema es: "Knowledge Makes Me Stronger"

13 Comentarios

  1. Animo y a seguir adelante,eres un crack tio.

  2. Animo Javi !!! Seguro que a la proxima no te vuelve a pasar, ha sido un cúmulo de varios factores y la mala suerte. Bien sabemos los que te conocemos que ese circuito lo haces con los ojos cerrados. Para la proxima vez, el beatman style se impondra !!

    Te dejo una frase de Bruce Lee que se adapta a tu experiencia:

    “El fracaso es un estado mental. Nadie ha fracasado a menos que lo acepte como realidad. Para mi el fracaso es temporal y su castigo es un llamado para que realice más esfuerzo para llegar a mi meta. El fracaso sólo me esta diciendo que estoy haciendo algo mal y esto me lleva al éxito y la verdad.”

  3. Buena jornada en cortadura ya espero la próxima edición, tuve la oportunidad de conocer en persona a Javier Colomer y de verlo en acción, doy fe de sus palabras pues la 2º ronda final la realizo mejor que la primera, de hecho en la primera ronda no se si te diste cuenta javi pero fuiste todo el tiempo en paralelo al americano de bañador patriótico hasta que llego la prueba de salto al step donde tus piernas sufrieron el fail y se te escapó, si no otro gallo habría cantado …

  4. Un Crack, Beat, ya verás como a la sigueinte lo petas!!!

  5. Vamos Javi!!!!!!! dont worry be happy, para la siguiente veras que lo haces de 10!!!!! Si solo hay que ver los videos que subes tio, se nota que te esfuerzas, para hacerlo mejor, mas rapido, mas de todo, en resumen, Javier Colomer Granados ERES UN CRACK !!!!!!!

  6. Beatman style rules!!! Dale caña!!!

  7. Levanta la cabeza, te tienes que sentir orgulloso del trabajo realizado, nadie mejor que los que te vemos entrenar sabemos el trabajo y tiempo dedicado.

  8. Aunque llegues el último en una carrera, siempre tendrás por detrás a los que no se atrevieron a correrla”

  9. Animo y a seguir adelante javi eres un crak y un luchador tio!!mu buen blog 1 gran abrazo.

  10. Amigo! cuéntame lo de entrenar en ayunas!!!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Proteinas HSN Sports